Alex B. Raco

Postgrados Universitarios de
Especialista Trastornos Ansiedad,

Hipnosis Ericksoniana
y Psicopatología Clínica
Discípulo del Dr. Brian Weiss


Autor del bestseller
'Nunca Es El Final'


"Me dedico como voluntario a la Terapia Regresiva con el método del Dr. Weiss."


Con la tecnología de Blogger.

El estado hipnótico se puede medir científicamente


Como sería morir sin morirse?

Si antes no era posible medir el nivel de profundidad del estado hipnótico, hoy gracias a los aparatos BCI (interfaz cerebro-ordenador) esto es posible directamente en la consulta. 


Los aparatos BCI miden un EEG (electroencefalograma) constante mientras el paciente se encuentra en un estado de relajación hipnótica y los datos son enviados de forma inalámbrica al ordenador del terapeuta, que puede en cada momento evaluar el nivel del estado hipnótico. 
Entre los métodos diagnósticos para evaluar el estado funcional cortical, la electroencefalografía ha emergido desde sus incios como el método natural en la medición del estado hipnótico, ante
todo por su alta resolución temporal, pues alcanza a detectar cambios en los patrones eléctricos cerebrales en un rango de tiempo mínimo entre 0,5 a un segundo, y por ser un método no invasivo y fácilmente aplicable sin generar interferencias con la intervención del terapeuta.

El cerebro produce ondas eléctricas diferentes y algunas prevalecen en un estado más que en otro:

 



Ondas Beta
Se producen cuando el cerebro está despierto e implicado en actividades mentales. Son ondas amplias y las de mayor velocidad de transmisión de las cuatro. Su frecuencia oscila entre 14 y 30-35 Hz (ciclos por segundo o cps). Denotan una actividad mental intensa. Cuando una persona está dando un discurso, estudiando, realizando un problema de matemáticas, etc. su cerebro se encuentra emitiendo este tipo de ondas.

Ondas Alfa
Alfa representa un estado de escasa actividad cerebral y relajación. Estas ondas son más lentas y de mayor amplitud que las beta. Su frecuencia oscila entre 8 y 14 cps. Una persona que ha terminado una tarea y se sienta a descansar, se encuentra a menudo en un estado alfa; así como la persona que con los ojos cerrados está fantaseando sobre algo.

Ondas Theta
Son ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 4 y 8 cps). Se alcanzan bajo un estado de relajación profunda. Se trata de un estado en el que no se necesita tener un control consciente. Es decir, que la mente esté en “otro sitio”. Las ondas theta son las ondas del estado hipnótico.

Ondas Delta
Son las ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 1,5 y 4 cps). Nunca llegan a cero, pues eso significaría la muerte cerebral. Se generan ante un estado de ‘sueño profundo’ o un estado de coma cerebral.

Si nos basamos en la actividad eléctrica del cerebro, medida por el BCI, podemos saber fácilmente si el paciente se encuentra realmente en un estado hipnótico o si simplemente está fantaseando. 



Alex B. Raco, previa autorización, utiliza el EEG BCI durante las sesiones de terapia de hipnosis regresiva de vidas pasadas con resultados muy satisfactorios.

Han habido incluso casos donde durante la experiencia de la muerte, mientras el alma dejaba el cuerpo, hubo prevalencia de ondas delta. Son ondas propias de un estado de sueño profundo, anestesia o coma cerebral.

El hecho de que el sujeto se encontraba a la vez completamente consciente de lo que le pasaba confirma el valor de esta metodología.

Realmente logramos experimentar algo que es muy cercano a la muerte pero de una forma consciente, recordándonos de todo.







0 comments:

Publicar un comentario


English - Italiano

Archivo del Blog


Siguenos en Facebook y Twitter, con RSS, Feedly, Email o G+

G+

seguir

seguir

Feedly

follow us in feedly