Alex B. Raco

Postgrados Universitarios de
Especialista Trastornos Ansiedad,

Hipnosis Ericksoniana
y Psicopatología Clínica


Autor del bestseller
'Nunca Es El Final'


Discípulo del Dr. Brian Weiss


Con la tecnología de Blogger.

El dinero no es todo - Feliz Año!

 Read in English - Leggi in Italiano
Un estudio ha demonstrado que el 80% de la gente hace algun ritual de fin de año par atraer dinero.

Pero el dinero da la felicidad?

Existe una poderosa razón porque la mayoría de los hombres se interesan por el dinero, aun siendo abstracto. En nuestra sociedad, este posee la propiedad de poder comprarlo todo y, en cuanto posee la propiedad de apropriarse de todos los objetos, se convierte en el objecto por excelencia.

Tampoco el dinero es en si mismo una perdición, puesto que facilita el intercambio,



y esto es justo y necesario, mientras se mantenga en la órbita del valor de uso relacionado con una necesidad. Así, la questión sigue siendo el fin del intercambio. El problema surge cuando el dinero se persigue como un fin en si mismo. Peor aún, cuando el hombre se identifica con la posesión de dinero (recordemos que es abstracto), pues en este caso, lo que un hombre es (es decir, el conjunto de sus potencialidades que aguarda por una realización) y puede (sus capacidades y voluntad de servirse de ellas) ya no está determinado por su individualidad. 

Si el hombre es solo el dinero que posee, el como persona desaparece.


En las relaciones humanizadas, el hombre no puede emplear el dinero para hacer que otro hombre haga algo que no haría espontaneamente, es decir, sin  recibir dinero a cambio. En esta dirección, es manifiestamente claro que el dinero prostituye.


No existe en cambio inconveniente alguno si se acepta dinero para efectuar una actividad que realiza una necesidad radical, humana, del individuo. En este caso, el dinero sirve para satisfacer aquellas necesidades basicas y vitales, que, de no ser cubiertas, no permitirian una existencia verdaderamente humana.
El uso del dinero derriba los limites que una sociedad civil impone. El dinero traduce y reduce todos los valores a un unico valor. Marx considera que esta traducción deja de lado aspectos importantes de los valores. En otras palabras, no todo valor se deja expresar convenientemente en función del dinero. Hay bienes y servicios y relaciones que no pueden ser comprados y vendidos sin que su ser se altere profundamente, se distorsione radicalmente.


Por ejemplo, el amor es un bien de este tipo. No puede ser comprado ni vendido, solo puede ser obtenido con amor.


Hoy en dia el dinero compra todos aquellos bienes presentes en el mercado considerados agradables y utiles. Al hacerlo, compra la pertenencia del individuo a una sociedad que valora a aquellos individuos capaces de adquirir muchos de estos bienes. 


Por esta razón, todo aquel que no tenga dinero se encuentra excluido de la sociedad o, al menos, marginado. El hombre pobre no solo padece la miseria material, fisica, sino tambiën la moral: es expulsado de la pertenencia a la comunidad.
Esta reducción de valores junta con el miedo a sentirse excluido apegan el hombre al dinero, que es abstracto y no tiene ningun valor per se.


En nombre del dinero estamos destruyendo la naturaleza, el reiño animal, nuestras relaciones, nuestras culturas y sociedades. El dinero como ilusión solo nos aporta tristeza y destrucción.


Eres pobre si no sabes nada, si no tienes alegria en tu corazón, si nadie te quiere, si no tienes salud.
En caso contrario, no hay hombre mas rico que tu.

0 comments:

Publicar un comentario


English - Italiano

Archivo del Blog


Siguenos en Facebook y Twitter, con RSS, Feedly, Email o G+

G+

seguir

seguir

Feedly

follow us in feedly